Páginas de producto en e-commerce, ideas para realizar test

Un e-commerce es una tienda online. Dentro de ella, podemos considerar la página de producto como una de las páginas más importantes, en ella el usuario toma la decisión de compra. 

Es fundamental optimizarla al máximo, y una de las maneras de hacerlo es a través de los test. Los test sirven para analizar el comportamiento de los consumidores, nos ayudan a lograr que la página sea lo más eficaz posible. Actualmente, existe gran variedad de test que podemos realizar para optimizar nuestro e-commerce, y hoy venimos a hablar sobre esto.

¿Qué testar en la página de producto de e-commerce?

En primer lugar, debemos decidir qué nos interesa testar, ya que lo podemos testar todo, pero debe tener un sentido y ser el resultado de un análisis previo, ya que es evidente que no se pueden tratar todos los e-commercede la misma manera.

Por otra parte, dentro de los e-commerce que venden productos, diferenciamos entre los que venden los productos de otros (market place) y aquellos e-commerce que venden sus propios productos. Cuando vendes productos de otros, compites con mucha gente con un modelo de negocio similar al tuyo, donde la profundidad de catálogo y el precio son fundamentales. Vemos que hay diferencias significativas entre los tipos de e-commerce y el producto que se venda. 

¿Qué podemos testar?

Como hemos comentado, podemos testar todo, pero debemos realizar test de manera inteligente. A continuación, vamos a hablar de los principales test que podemos realizar y que pueden resultar de gran utilidad.

Una de las cosas más importantes es la imagen que representa al producto. Este elemento visual tiene gran protagonismo, y uno de los test que puedes realizar es utilizar varias fotos: imágenes inspiracionales, imágenes con contexto de uso (producto siendo utilizado por el target) e imágenes detalle. 

Otro de los test que podemos realizar es la ubicación CTA. Esta debe estar por encima del pliegue, visible en la pantalla sin que haya que hacer scroll, es decir, un botón sticky (fijado en la pantalla).

Una de las cosas más importantes en cuanto a esto, es que el botón de ‘añadir al carrito’ debe ser el más grande de todos los elementos de interacción que haya en la página de producto, y debe tener un contraste de color que lo haga protagonista y no tengan otros elementos que puedan ser clicables. De esta manera, se consigue que a nivel de jerarquía tenga gran relevancia, sea identificable y manejable (ej. Web Balenciaga). Por lo tanto, en cuanto a los test, jugar con la ubicación de los CTA, con su tamaño y color es muy interesante. Y, si en nuestro e-commerce hay elecciones no habituales, no debemos olvidarnos de añadir tooltips.

Por otro lado, es esencial redactar correctamente la propuesta de valor y los elementos que la forman, esto repercute directamente en las conversiones. Se debe tener muy en cuenta tanto el mensaje como el tamaño y los espaciados de las tipografías utilizadas, especialmente en formato móvil.

Además, el uso de balas es una de las cosas que funcionan muy bien en el formato de test, ya que refuerzan la confianza del consumidor en el producto. Las balas son puntos en el texto, por ejemplo: “entrega en 24h” en la landing, son un listado de elementos que se lee rápido. 

Algo que también podemos utilizar son los FAQs o ‘contáctanos’ de manera muy visual. Puede ser muy útil añadir FAQs si las dudas que se resuelven son recurrentes y reales.

Y, desde otro ángulo, es interesante testar el manejo de escasez, es un driver de conversión clásico, ya que todos valoramos las cosas en función de su escasez. Podemos hacer test con la presentación en formato de colores (stock disponible – verde; stock limitado – amarillo; últimas unidades – rojo). De igual manera, es interesante cuando se agota el stock avisar de cuándo volverá a haber o dejar un campo para añadir el e-mail y avisar cuando el stock se reponga, esto también supone una micro conversión.

En cuanto al precio, es fundamental testar todas las posibilidades sobre cómo presentarlo al usuario. Por ejemplo, si es muy elevado se pueden incluir opciones de fragmentación de pago.

Otro elemento interesante a testar son los electores, sobre todo los de selección de las tallas o años de nacimiento. Esto es especialmente relevante en móvil, para permitir selecciones lo más rápidas y ágiles posibles. 

También podemos incluir wishlist, ya que son formatos de navegación que permiten al usuario tener una selección más sencilla de lo que le interesa.

Para finalizar, están los test de mensajes persuasivos. Debemos encontrar el equilibrio entre los mensajes persuasivos y la información. Y, queréis arriesgar: mensajes rupturistas. Son copys a tamaños muy grandes en la página de producto con un mensaje transgresor. En ellos se aprovecha la capacidad recordar productos porque poseen elementos distintos a la norma. También pueden ser elementos visuales rupturistas con mucho contraste de color.

¿Por dónde vas a empezar a testar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.